Está prohibido la reproducción de los textos sin indicación de la fuente
   www.de-vrouwe.info 

para las imágenes es necesario el permiso escrito.

Aquí abren la página web oficial de la fundación Vrouwe van alle Volkeren.


Imprimir
Archivo - Jornada de Oración en Düsseldorf, 2 de septiembre de 2017




El Líbano
se consagra a la Virgen María

En Fátima en 1917, durante la Primera Guerra Mundial, la Virgen María prometió preservar a los pueblos de otra guerra aún más terrible, de la propagación de las ideologías ateas y de dar la paz, si consagraban Rusia y el mundo a su Corazón Inmaculado.

Solamente los obispos de Portugal correspondieron al deseo de María y el 13 de mayo de 1931, en una ceremonia solemne, consagraron su patria al Corazón Inmaculado de María. Como respuesta, la Virgen le hizo a Portugal el regalo de tres gracias:

Portugal es preservado de la guerra civil.
Portugal goza de una protección particular durante la Segunda Guerra Mundial.
Portugal conserva la verdadera fe católica.

Y la promesa se realizó: Portugal fue verdaderamente preservado de la Segunda Guerra Mundial.
¡Lo que hizo Portugal debemos hacerlo todo! El Líbano lo hizo el 16 de junio de 2013. El Líbano es conocido por su amor y su veneración por la Virgen María.

El Líbano es un Santuario de la Madre de Dios, el Líbano es su reino

En 1954, con motivo de la conmemoración del primer centenario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción, el Líbano sobrepasó todos los demás países en la veneración a la Virgen María, enviando durante cinco meses una estatua peregrina de la “Madre de la Luz” a través de todo el país. ¡Así, la Virgen María visitó a más de 450 pueblos y ciudades libanesas!
La procesión a nivel nacional concluyó con tres días de oración con la participación de 300,000 feligreses. El Cardenal Roncali celebró la Sta. Misa, ornamentando con una corona a la Virgen María como a la “Madre de la Luz”, la que fue donada por el presidente libanés. El presidente dijo:
“En mi nombre y en nombre del pueblo libanés, el cual yo represento, le hago entrega de esta corona, con la cual la Virgen María será coronada con sus manos benditas, aquella Madre que nosotros amamos y veneramos y a cuya protección le confiamos nuestro país”.

Los Patriarcas colocaron el cetro a los pies de la Virgen María proclamándola como la Reina del Líbano. ¡Esta veneración a la Virgen María es la que ha salvado al Líbano!

“A ninguno de nosotros le cabe la menor duda que ‘Nuestra querida Señora del Líbano’ la que mediante su mano maternal salvó a nuestra patria, cuando corría peligro de acabarse o de desaparecer, en especial durante la última guerra entre 1975-1991”.

Durante el tiempo de la dilatación del radicalismo y terrorismo en el Cercano Oriente, la divina providencia hizo posible que en 2013 - por primera vez desde hacía 60 años - que la estatua de la “Madre de la Luz” nuevamente fuese llevada durante 40 días a 333 pueblos y ciudades libaneses. En todas partes fue recibida con canciones, aplausos y júbilo y la honraron con repetidas lluvias de arroz y rosas, mediante oraciones y lágrimas; con muestras de honra y procesiones.

Un punto culminante de la peregrinación de la estatua de la Virgen María tuvo lugar el domingo 9 de junio en la residencia del Patriarca de la iglesia Maronita. El Patriarca Bechara Rai le dio una cordial bienvenida y mostró a su pueblo la importancia de la consagración del Líbano a la Virgen María. Al mismo tiempo les explicó el poder que fluye de la Madre de Dios, éste procede de la oración al rosario. Él hizo un llamado a todos:
“¡Tomen el rosario todos los días en sus manos! Récenlo, pues él es más potente que las armas! ¡Órenlo, pues él sirve más que el dinero y es más poderoso que cualquier otro poder!”

El sueño de poder consagrar a María se llevó a cabo el 16 de junio del 2013. ¡Fue como un milagro! Con la participación de todos los Patriarcas católicos, representantes de las Iglesias ortodoxas y en presencia del Nuncio Apostólico, del Presidente cristiano del Líbano y del presidente musulmán del gobierno regional, el Líbano fue consagrado al Inmaculado Corazón de Madre. Y el Espíritu Santo se derramó generosamente a través de la homilía del Cardenal Rai:

“Nosotros proclamamos nuestra profunda e inquebrantable convicción que la salvación del Líbano y del Oriente Cercano sólo se debe a la ayuda y a travéz de la Madre del Líbano, la Reina de la Paz, nuestra Madre, la Virgen María y la estrella del Alba del Oriente. ¡Por esta razón consideramos el día de hoy, 16 de junio de 2013, con una firme fe y sin lugar a dudas como un día decisivo en la historia!”

Con motivo de la Consagración se bendijo todo el país con el Santísimo transportado desde un helicóptero y finalmente con una estatua de la Reina del Rosario de Fátima.
Nosotros confiamos plenamente que como recompensa a esta consagración el Líbano recibirá las mismas gracias que Portugal.

El Líbano será protegido de una guerra civil.
El Líbano gozará de una protección especial en peligro de guerra.
El Líbano conservará la verdadera fe católica.

Un año más tarde, en 2014, los patriarcas renovaron la consagración del Líbano. También se explicó mediante la publicación de un folleto el significado y la importancia del acto de consagración.

El año siguiente, en 2015, la estatua de la Reina del Rosario de Fátima visitó el Líbano. Nuevamente el país se llenó de gracias marianas, éste comenzó el día de la Fiesta del Sagrado Corazón. La Madre de Dios visitó todos los cuatro patriarcados: La sede de los patriarcados Arameo, siro-católico, greco-católico y maronita.
Allí, miles de feligreses le dieron la bienvenida a la Virgen María. En algunos lugares se estimó que acudieron hasta 35,000 fieles.

La consagración se renovó en Harissa, Santuario de nuestra querida Señora del Líbano.
Esta victoriosa visita de la Virgen María concluyó magníficamente en la Catedral de san Jorge de Beirut. Luego se llevó triunfalmente a la Madre de Dios a la “Plaza de los mártires” y por primera vez en la historia del Líbano entró en el parlamento - para así expresar - que la salvación del Líbano tendrá lugar verdaderamente a través de ELLA, y SOLAMENTE a través de ELLA.

El ejemplo del Líbano es un mensaje para que todas las naciones se consagren al Inmaculado Corazón de María. Todas las diócesis, todas las parroquias, todas las familias y cada uno en particular.
¡El Líbano ha puesto sus manos en las Manos de la Virgen María! ¡Ella nunca nos defraudará! ¡La Virgen María traerá la paz entre sus hijos. La Virgen María nos protegerá y nos salvará!

Como coronación, el Cardena Bechara Rai peregrinó en 2017 a Fátima con motivo de la conmemoración del centenario de las apariciones de la Reina del Rosario, En ese lugar el 25 de junio de este año, junto con obispos y miles de peregrinos libaneses de todo el mundo, él consagró a la Madre de Dios el Líbano y el Cercano Oriente.


Texto del  Video-Testimonio del Líbano

 
 
  • Deutsch (DE-CH-AT)
  • Italian - Italy
  • Nederlands - nl-NL
  • Español(Spanish Formal International)
  • French (Fr)
  • English (United Kingdom)