Está prohibido la reproducción de los textos sin indicación de la fuente
   www.de-vrouwe.info 

para las imágenes es necesario el permiso escrito.

Aquí abren la página web oficial de la fundación Vrouwe van alle Volkeren.


Imprimir
4a Jornada Internacional de Oración, Amsterdam 2000



Mi paso decisivo al entrar en la Iglesia Católica

Testimonio de
Hans Einarsson, Suecia

La primera vez que estuve aquí hace dos años, fue como oficial protestante e hijo de un pastor protestante, les compartí a todos algo sobre mi relación con María como mi madre personal. Me sentí muy honrado en darles mi breve testimonio desde lo más profundo de mi corazón, porque es una realidad que nuestra Señora, a quien la alejamos frecuentemente en el mundo protestante, se volvió cada vez más presente e importante en mi vida.

Yo estaba seguro de que la Segunda Jornada Internacional de Oración no sería la última. Ya han transcurrido dos años y yo, todavía creo en Jesucristo y aún confío más en la ayuda de Nuestra Señora y de los Santos. He venido nuevamente aquí para agradecerle a Nuestra Señora y a Ustedes mis queridos hermanos y hermanas en la fe, a todos los que rezaron por mí, por mi familia y por la salud de mi padre.

Dios le concedió un año muy especial a mi padre, un año bendito, en el cual le dio la oportunidad de bautizar a su primer nieto, mi hijo Edwin. En especial, durante este último año de su vida, mi padre como pastor protestante, recibió un gran gozo y consuelo al rezar todos los días el rosario y las Letanías del Sagrado Corazón de Jesús e iba todos los viernes a la Iglesia Católica para meditar el santo Viacrucis. Yo siempre admiré esta manera piadosa del ecumenismo que él vivió hasta el fin de sus días. Debido a que en nuestros corazones creció más y más el profundo deseo de participar plenamente en la comunidad de la Iglesia, mi padre y yo decidimos que nuestras familias se convertirían al Catolicismo en el otoño de 1999.

Pero Dios tomó otra decisión y lo recogió para sí el 2 de julio del 99. Recuerdo perfectamente su última noche, cuando desaparecieron todos sus dolores en el pecho y cuando me manifestó su último deseo: me apuró a convertirme tan pronto como me fuera posible a la única y verdadera Iglesia. A la mañana siguiente, un viernes, mi madre encontró a mi padre quien yacía en paz en su cama y cerca de él, su libro de oraciones abierto en las Letanías del Sagrado Corazón. A pesar de que mi padre nunca se convirtió exteriormente, muchas personas otras religiones estuvieron presentes en su funeral y todos sintieron paz y unidad.

Yo estoy convencido de que mi padre nos ayudó desde el cielo para que no solamente yo sino que también mi esposa Sara, estuviera dispuesta a convertirse al catolicismo por su propia voluntad. Nuestra peregrinación a Roma en Noviembre de 1999 fue otra ayuda espiritual, en especial para mi esposa quien comprendió con mayor profundidad lo que significa ser miembro de la Iglesia Católica Universal. Como jóvenes padres, estuvimos muy contentos y conmovidos por la gracia, cuando tuvimos el extraordinario privilegio de que el Santo Padre bendijera a nuestro hijo.

De regreso a Suecia, el 8 de diciembre de 1999 fiesta de la Inmaculada Concepción, dimos el paso definitivo en nuestra conversión con nuestro pequeño bebé Edwin, Yo estoy seguro que Ustedes se podrán imaginar lo que significa para mí esta conversión familiar. Dios y Nuestra Señora hicieron posible que toda mi familia pudiera compartir los sacramentos sin estar espiritualmente divididos en nuestra fe. Más aún, dentro de algunos meses espero aprobar mis exámenes finales en la Universidad de Gotemburgo. Tras ellos, espero ser un buen maestro de Ética y Religión en la escuela, para hablar más con mi ejemplo convincente que a través de palabras.

De este modo, he regresado nuevamente de Suecia a Ámsterdam y también quisiera decir en nombre de mi esposa Sara, un profundo y sincero GRACIAS a la Señora y Madre de todos los Pueblos. También he venido a que participen con nosotros en nuestro profundo gozo. Les agradecemos por su ayuda espiritual y contamos con sus oraciones en el futuro, para que de esta manera muchos de nuestros amigos protestantes puedan tener el coraje de dar este paso y de ser un solo rebaño con un solo pastor.

 
 
  • Deutsch (DE-CH-AT)
  • Italian - Italy
  • Nederlands - nl-NL
  • Español(Spanish Formal International)
  • French (Fr)
  • English (United Kingdom)