Está prohibido la reproducción de los textos sin indicación de la fuente
   www.de-vrouwe.info 

para las imágenes es necesario el permiso escrito.

Aquí abren la página web oficial de la fundación Vrouwe van alle Volkeren.


Imprimir Email
archivo-acción



Testimonio sobre la acción mundial - 2014

Video

Buenos días queridos peregrinos venidos de cerca y de lejos.
Mis hermanas religiosas de Eslovaquia: Sor Crescentia, Sor Julian y quien les habla, nuevamente nos tomaremos la libertad de contarles algunos hermosos ejemplos sobre la obra mundial.


Con gran alegría les traigo nuestros más cordiales saludos desde el Santuario de la Madre de todos los Pueblos en Ámsterdam, siendo éste un lugar donde con certeza las personas de diferentes nacionalidades van y vienen ¡A pesar de que la capilla es tan pequeña!


Por ejemplo en septiembre fueron diversos grupos provenientes de Australia, Norteamérica, Perú, Filipinas, Alemania; los peregrinos del Líbano nos contaron que en la Catedral de san José, ellos rezan la oración de la Madre de todos los Pueblos después de cada decena del Rosario.
También una família musulmana de Kuwait rezó ante la imagen de gracia, y hace muy poco vinieron 50 mejicanos con un equipo de camarógrafos y fotógrafos. Ellos desean propagar la devoción a la Señora de todos los Pueblos en un canal católico de la televisión mejicana.





En este año también miles de imágenes con la oración encontraron su camino llegando a su destino por todos los continentes.
En enero de 2014, el P. Petrus Canisius junto con 5 amigos holandeses, se fueron por dos semanas desde Ámsterdam hacia el Caribe para llevar a cabo una misión de la Señora de todos los Pueblos. Aruba es una isla muy bonita que yace en la costa sudamericana. En el pasado fue una colonia holandesa y actualmente es un paraíso para turistas provenientes de todo el mundo.


Con ayuda de los nativos y sacerdotes, en muy pocos días la Madre de todos los Pueblos visitó 12 colegios con 2.500 alumnos. También participaron numerosos jóvenes y adultos de las parroquias, grupos de oración y 40 dirigentes de la Legión de María, los cuales tomaron en abundancia material informativo. ¡En total se distribuyeron 12.000 imágenes con la oración!





También el Obispo Secco de esa diócesis, se alegró muchísimo y expresó su invitación: “En realidad también podrían llevar la Señora de todos los Pueblos a las otras cinco islas de mi diócesis.”
De esta manera la obra mundial no será un acto efímero, pues a principios del año 2015 nuevamente los holandeses partirán al Caribe para afirmar el amor a la Madre de todos los Pueblos en las parroquias y colegios y, con la autorización del Obispo, también la llevarán a las demás islas.




Ahora los trasladaremos a América Central, a la también hermosa Costa Rica. Por primera vez en la primavera pudimos hacer una misión de la Madre de todos los Pueblos en este fecundo y colorido país. Entre otras actividades, los creyentes se reunieron en la Basílica de Cartago -el Santuario Nacional de Costa Rica- y con mucha alegría acogieron los mensajes de la Madre de todos los Pueblos. Incluso los niños memorizaron con gran velocidad la oración en español.




Ida Joron de la comunidad “Tierra Prometida” nos escribió algunos testimonios de los alumnos: Por ejemplo Anderson, de 9 años dijo: “Desde que rezo la oración de la Señora de todos los Pueblos, mi papá ha dejado de beber...”
Y Jestín de también 9 años dijo: “Desde que conozco a la Madre de todos los Pueblos, le ruego todos los días para que mi mamá no salga todas las noches, porque ella regresaba a casa tan tarde y empezaba a maldecir. En efecto, desde hace un mes ella se queda en casa todas las noches.”
Bryian, de 13 años, oró con mucho éxito la oración de Ámsterdam con la intención de que su hermano encontrara trabajo, y también confirmó la experiencia de sus compañeros de clase: “Desde que rezo esta oración, en la casa reina mucha más paz.”







Quedémonos todavía en el continente americano, esta vez en el norte de Colombia.
En Barranquilla -la cuarta ciudad más grande del país- Ruth de Sarmiento se cayó, lo cual causó que se le rompiera una costilla y ofreciendo sus dolores a la Madre de todos los Pueblos se preguntó: “¿Cómo podré difundir el mensaje de la Madre de todos los Pueblos en esta ciudad de más de un millón de habitantes?” Su párroco, quien al mismo tiempo es el vicario general de esa diócesis, la remitió con esa pregunta al Arzobispo el cual escuchó con mucha atención el deseo de Ruth y después le dijo: “Todo lo que venga de la Santísima Virgen está bienvenido. ¡Tienen mi bendición para trabajar! De hecho, ¡tienen mucho trabajo!”.

De esta manera Ruth y su esposo Pedro recibieron el permiso – Aquí está la carta del Obispo de marzo de 2014 - otorgándoles por escrito el permiso para poder difundir la aparición de Ámsterdam en todas las 150 parroquias de su diócesis. ¡No pudo haberle ido mejor!





Desde entonces, la pareja ya ha repartido más de 12.000 imágenes con la oración en diferentes tipos de parroquias, como aquí lo pueden apreciar, y también en grupos de oración, supermercados y en la cárcel. Como ya había sucedido en otros colegios, los 3.000 alumnos del Colegio san Carlos Borromeo, recibieron la imagen con la oración.

El capellán de la escuela Naval de Barranquilla, responsable de los soldados, puso y adornó personalmente la imagen de la Señora de todos los Pueblos en la capilla de la marina. Ese día, después de comulgar en la Misa, algunos soldados se dirigieron en silencio para rezar ante “La Madre de todos los Pueblos”.




Testimonio del P. Benedicto Peña – Colombia

“En mi misión pastoral como párroco capellán del ejército militar, empecé a difundir la imagen de la Madre de todos los Pueblos entre los soldados preguntándoles a menudo: “¿Quieres la protección especial y materna de Nuestra Señora?... Ella es tu Mamita personal”. Invitándolos a rezar la oración de la Santísima Virgen, noté en sus ojos cómo se ha despertado en ellos un cariño especial y materno que en tantas ocasiones he sentido que envuelve sus almas y se han quedado meditando la oración, lo que ha sido para mí sorprendente.

Esta oración ha dado también serenidad y esperanza. Un día, en “Peñas Coloradas del Caguán”, una región selvática en el sur de Colombia, oprimida por mucha corrupción a causa del narcotráfico, el amor verdadero fluía muy difícilmente. Mis soldados se me acercaron y me preguntaron cuanto los ama la Santísima Virgen y yo respondí: “mucho”, pero un soldado dijo: “Sí, nos debe amar mucho porque en esta imagen se ve… sus pies están sobre la tierra, es decir, que nos cuida, que se ocupa de nosotros. Ella también extiende sus manos abiertas hacia nosotros…” Luego añadió: “¿Las ovejitas somos cada uno de nosotros?, si ve Padre, por eso sé que Ella nos ama mucho”.

Ante este tipo de reacciones, me sentí animado a regalar más imágenes. Ahora los soldados de aquella región llevan en sus armamentos o ponen en sus carpas la imagen de la Madre de todos los Pueblos y los que combaten la veneran mucho.

En otra región: La Macarena – Meta, repartí las estampitas con fe, en las celebraciones eucarísticas o las confesiones y a través de esta difusión surgió en mi corazón la idea de construir un templo para este grupo militar. Entre más repartía imágenes, más pensaba que iba a ser posible. La llevé al comando del ejército y a los generales, para que la rezaran por la salud espiritual de nuestra nación y las oraciones fueron escuchadas. ¡Repartimos estampitas a tantos soldados! De tal modo, se me ocurrió presentar el proyecto del templo.

Cuando el general recibió la imagen, la observó y aceptando mi propuesta, dijo que se tiene que construir un templo en honor a la Dolorosa para que nos proteja ahora y siempre. De esta manera tendremos de ahora en adelante – gracias a la Madre - una capilla con la imagen de la Señora de todos los Pueblos para los soldados.

Es como si Ella, la Madre de todos los Pueblos, paso a paso me dijera qué hacer en mi apostolado. Siempre rezando esta oración y gracias a ello, hoy tenemos un templo. Sé que es una imagen que porta tanta gracia, lo he visto notablemente en mis soldados. ¡He visto que esta oración es muy poderosa y que los libra del mal!”.


Justo a tiempo antes de la última Jornada de Oración hemos podido recoger de la imprenta la nueva novena a la Madre de todos los Pueblos. Los 2.000 ejemplares se vendieron de inmediato. Así mismo estoy segura que les interesará saber que la versión en alemán ya ha sido editada varias veces y está disponible en 9 idiomas: holandés, inglés, francés, italiano, español, eslovaco, polaco, húngaro e incluso en japonés.


En Francia, la novena recibió una acogida muy entusiasta. Bajo la iniciativa de Jean Luc Bourgois – lo pueden ver aquí en el centro – con 250 personas decidieron rezar juntos la novena para concluirla el 31 de mayo. Durante una catequesis en la Basílica francesa de “Blois”, las familias conscientemente llevaron sus problemas familiares a la Señora de todos los Pueblos. En los siguientes días, incluso otros conventos se unieron a la novena.

A finales de mayo ya nos habían llegado a Ámsterdam más de 170 cartas desde Francia pidiéndonos rezar por sus intenciones. Poco después ¡Las primeras oraciones ya habían sido escuchadas!

Así, algunas familias volvieron a reunirse tras haber estado enemistadas durante decenios sin siquiera hablarse. Martine, es una de ellas y vive cerca de Limoges, en el corazón de Francia. Ella nos escribió: “Mi hermana menor se había peleado de tal forma con nuestra madre, que ni siquiera fue al entierro de nuestro padre hace un año y medio. Poco después, tras haber rezado la novena a la Madre de todos los Pueblos llena de esperanza, repentinamente mi hermana me visitó por primera vez. Luego ella se reconcilió con nuestra madre, finalmente los nietos pudieron ver de nuevo a su abuela después de todos esos años.”

Otro caso, fue el de un hombre casado que conoció a una mujer por internet, lo que causó que abandonara por ella su familia. Llena de dolor, la esposa engañada se refugió en la Señora de todos los Pueblos y rezó la novena. ¡Y el milagro verdaderamente ocurrió! La amante mostró su verdadero carácter, así, el hombre recapacitó y regresó a su familia.

La Dra. Monique rezó por Dominique, pues Dominique había cuidado a su madre hasta su muerte, pero luego al no encontrar un nuevo trabajo se deprimió. Efectivamente, al poco tiempo Dominique encontró un nuevo trabajo y pudo dejar de tomar todos los medicamentos.


Un caso especialmente hermoso de cómo Dios escuchó sus oraciones lo tuvieron Caroline y Jean Francois, casados desde el 2009 deseaban ardientemente tener un hijo. Los análisis médicos realizados a comienzos de este año, confirmaron que ellos nunca podrían tener hijos propios. A pesar de no acudir a ninguna iglesia y llenos de esperanza, ellos rezaron la novena y nos escribieron una tarjeta a Ámsterdam para pedir por esta intención: “Nosotros acudimos a ti, Madre de todos los Pueblos, para confiarte nuestro más profundo deseo: es decir, queremos formar una familia. Regálanos la dicha de ser padres.” En estos momentos, principios de octubre, ¡Carolina está ahora feliz en su quinto mes de embarazo!



Ahora, vayamos a África, donde la Madre de todos los Pueblos ha llegado a muchos países e incluso hasta en los más recónditos lugares, recibió una agradecida acogida.
Por ejemplo en Uganda, el P. Aloysius consagró solemnemente una imagen de la Madre de todos los Pueblos en la iglesia con la participación de la parroquia. La Sra. Amann, quien hoy se encuentra entre nosotros, personalmente entregó el material a los sacerdotes y miembros de la parroquia - llegando hasta el puesto de asistencia obstétrica en Nanfumba, una pequeña aldea en medio de la selva.





También en el verano de este año y durante siete semanas entre los meses de julio y agosto, se llevó a cabo una hermosa misión en los Estados Unidos bajo la total protección de la Señora de todos los Pueblos. El tiempo que permaneció en la ciudad de Rock Island, estado de Illinois, se convirtió en un apostolado fructífero entre las familias con numerosos hijos, las que se propusieron firmemente vivir de la fe. Durante las Misas en las diversas parroquias y colegios comprendieron muy bien – en vista de la angustiosa situación mundial – la importancia actual de la Madre de todos los Pueblos.


Esta japonesa en un asilo al principio rechazó la imagen con la oración: “A mis 84 años no voy a cambiar mis convicciones budistas” dijo. Pero cuando nosotras le explicamos que “La Virgen María es la Madre de todos los seres humanos, también de los que no son cristianos, ¡Incluso de los no creyentes!, entonces la recibió con una sonrisa y la contempló por un largo rato.


“Trudi” de 93 años, la pueden ver en esta foto, a pesar de estar agonizante recibió un gran consuelo al ver por primera vez la imagen de la Madre ante la Cruz. Debido a que estaba inmóvil en su cama, le fijamos la imagen en el techo de su habitación, de tal modo que ella siempre la pudiera ver. Trudi prometió que ofrecería todos sus sufrimientos unida a la Medianera por los sacerdotes.


En otra oportunidad, durante un llamado “Country Fair”, evento que los granjeros organizan para vender su ganado, nos encontramos con este pequeño niño ganadero. Él se alegró de manera especial al ver que la Virgen María estuviera rodeada de tantas ovejas, pues al niño le gustan mucho los animales.



Al finalizar, tuvimos otro encuentro muy emocionante con los jóvenes durante una misión por las calles en honor a la Señora de todos los Pueblos. En la esquina de una calle encontramos a un hombre con tatuajes, llamado “Tony”, de unos 40 años sentado en el suelo y rodeado de bolsas de plástico. Él recibió la imagen con la oración diciendo: “Vivo de acuerdo con la filosofía budista, pero estoy abierto a nuevas ideas.”
Cuando al cabo de media hora nuevamente nos encontramos con Tony, nos pidió en voz baja que si también podríamos rezar por él… “En este momento estoy atravesando una etapa muy difícil y vivo en la calle. No se pueden imaginar el significado que tuvo para mí el hecho de haberme regalado la imagen. Pues en realidad hoy quería suicidarme. Acabo de visitar a mi mamá y pensé: 'Esta es la última vez que te veo' Pero ahora sé que Dios me ha mirado. Sencillamente les tenía que decir: ¡Gracias!”



Quizás también hayan tenido la experiencia de que alguna persona haya recibido la imagen con la oración diciendo: “¡Ah, es justo lo que hoy necesito!” o alguien: “¡Si supieran lo que me están regalando! También Stefan Lepping de Werl, maestro de piano, organista y dirigente de coro, una y otra vez tiene semejantes experiencias. Nos llamó mucho la atención el hecho que él periódicamente hiciera grandes pedidos. En el 2014, hasta ahora ya ha realizado 8 pedidos, en total 10,000 imágenes con la oración. Por esta razón le pediremos al Sr. Lepping nos cuente como él logra hacer “tantos despachos” en las ciudades alemanas de Dortmund, Bochum, Hagen, Münster, Soest, Osnabrück, Gelsenkirchen, Paderborn, Unna, Aquisgrán, Colonia o aquí en Düsseldorf.

Testimonio de Stefan Lepping:

“Queridos hermanos cristianos, a través de este testimonio quisiera invitarles a tener más valor y a poner más empeño en la difusión de la imagen con la oración de la Señora de todos los Pueblos. La Virgen María nos ha regalado un método muy sencillo para evangelización, incluso Ella misma profetizó el éxito de su obra mundial: “¡Te aseguro que el mundo cambiará!”

En 1998, durante mi primera Jornada de Oración en honor a la Señora de todos los Pueblos en Ámsterdam, comprendí profundamente que nuestra cooperación puede generar una buena reacción en cadena, de la misma manera que nuestras malas obras conllevan las leyes “naturales” de la corrupción, calamidades y guerras o sea, retrasan el triunfo de Dios.

“¡Comiencen esta obra de redención y de paz, llenos de celo y fervor, y verán el milagro!” Este llamado de la Señora de todos los Pueblos me impresionó muchísimo. Por esta razón, quise contribuir distribuyendo la imagen de gracia y la oración. Con frecuencia tuve dificultades en mi ámbito familiar. No los quise irritar con mis convicciones religiosas. Al principio también tuve miedo de que alguna persona a quien yo le regalara la imagen, no la apreciara, se burlara de ésta o se avergonzara.

Pero, ¿Cómo repartir las imágenes con la oración más allá del pequeño círculo de amistades? Se me ocurrió que podría ser en “¡La zona de peatones!”. Para este fin no se necesitan más de 50 ó 100 imágenes y alrededor de media hora que se pone a disposición de la Virgen María, reparto dichas imágenes como su ayudante. Así, regularmente voy a diferentes ciudades y busco un lugar muy concurrido, donde las personas pasen a unos dos metros de distancia. Luego ofrezco una imagen con la oración a los transeúntes y muy amablemente, pero con seguridad, les digo: “¡Aquí tiene!” Esto no suele ser complicado para las personas. No les impongo, sino que les ofrezco algo gratis, ellos tienen la posibilidad de rechazarlo: “¡Gracias!” o de recibirlo: “¡Gracias!” Luego les respondo: “Se la regalo” o “Con mucho gusto”. En el caso de que - pero pasa muy pocas veces - me preguntaran: “¿Qué es esto?” Muy brevemente les respondo “Es una oración por la paz” o “Una oración reconocida por la Iglesia Católica, pero es para todos los pueblos y religiones.”

Al principio siempre me molestaba cuando alguien hacía comentarios tontos o no me aceptaba la imagen. Pero con el tiempo he aprendido, a estar un poco más relajado y a no juzgar negativamente. Sobre todo, ¡No se debe perder la motivación los primeros 10 minutos! Incluso, algunas veces la persona no acepta la imagen pero ¡Se ha mantenido una conversación muy buena! Ésta también es un fruto de la obra mundial. Lo único que tenemos que hacer, y que la Virgen María no lo puede hacer sola, es ofrecer la imagen con mucha amabilidad. Con plena conciencia me consagro a la Señora de todos los Pueblos, así como también la ciudad y las calles durante todas las horas que estaré participando en la obra.

“¡Comiencen la obra de redención y de paz, llenos de celo y fervor, y verán el milagro!”, ¡Tomen literalmente las palabras de la Virgen María! Personalmente puedo dar mi testimonio, pues he podido hacer la experiencia de la verdad contenida en esta promesa incluso en momentos muy difíciles.

Es seguro que nosotros, el común de las personas, no nos vamos a imaginar que solos podremos influenciar positivamente en la política internacional. Pero creo que, sólo cuando nuestro Señor Jesucristo, Hijo del Padre, mande Su Espíritu sobre la tierra y deje que habite en el corazón de todos los pueblos, mediante la intercesión de la Madre de Dios, estas fuerzas positivas se unirán en la iglesia y el mundo. La Señora de todos los Pueblos dice: “Ustedes no conocen el poder y la importancia de esta oración ante Dios.” ¡Es una recomendación especial, una llave qué el cielo nos da para este tiempo!

En otras Jornadas de Oración he escuchado que en Alemania también hay muchas personas que participan en la obra mundial. Pero, ¡Deberían ser muchísimas más! Jóvenes, estudiantes, jubilados, personas de edad media o sin empleo ¡Todos podrían participar en esta hermosa tarea!

Quizás alguien se avergüence en su propia ciudad, por ser muy conocido allí. Pues entonces de vez en cuando puede irse ¡A otra ciudad! Son buenas oportunidades las fiestas populares, las ferias, los domingos abiertos a las compras.

¡Aprovechemos este método tan simple y hermoso que el cielo personalmente nos ha “revelado” para nuestros tiempos, como por ejemplo enseñarles también algo a las personas que algún día vivieron en la RDA (República Democrática Alemana) y acercarlas más a la fe! De esta manera lo mejor sería que hoy mismo adquirieran una buena cantidad, por cierto no muy pequeña, de imágenes con la oración y compruébenlo por sí mismos. Es muy sencillo. Por breves instantes pónganse en esta actitud de oración: “Madre, yo estoy aquí por ti. Por eso te pido que Tú actúes, ¡Tal como lo has prometido!”


Una enfermera holandesa Lydia van Haelst, que desde hace años trabaja mucho por la Señora de todos los Pueblos, procede de una manera similar a Stefan Lepping. En muchas oportunidades durante el verano, ella tomó su mochila llena de imágenes con la oración y se fue a varias ciudades en Holanda y Bélgica para ofrecer dichas imágenes a las personas que pasaban por la calle. Hace poco dijo:

“Recientemente después de la Misa en Utrecht me puse a conversar con un joven. Me contó que él había empezado a asistir regularmente a la Misa tras haber recibido en la calle una imagen con la oración. Añadió: 'Además, desde entonces me va mucho mejor en mi puesto de trabajo'

En otra oportunidad antes de ir a Chèvremont, el centro de las 'Pequeñas Almas´ en Bélgica, tomé un paquete más de imágenes con la oración en francés. ¡Le pedí a la Virgen María que me mostrara a quién se las debería dar! Y se las ofrecí a un sacerdote africano que precisamente en ese momento estaba pasando por allí. Me sorprendí cuando me dijo: 'Siendo un niño pequeño en África me regalaron la misma imagen con la oración. Desde entonces tengo un gran amor por esta oración y estoy seguro que ésta ha contribuido para que actualmente sea sacerdote. Con mucho gusto le acepto este paquete’. Luego pudo comprobar que tuvo suficientes imágenes para todos los peregrinos que lo acompañaban en el bus.”




En Eslovaquia, el centro geográfico de Europa, es verdaderamente ejemplar la participación ferviente en la obra mundial. De la misma manera que el día de hoy aquí en Düsseldorf, se llevó a cabo por segunda vez una Jornada de Oración en la ciudad de Nitra el 15 de marzo de 2014. 3.500 peregrinos asistieron de todas partes, para celebrar con el Obispo Diocesano de Nitra, Viliam Judák y el Obispo Tóth dicha Jornada de Oración Mariana.




Dos días más tarde nos escribió el capellán Ivan Barus de Penziok, lo pueden ver aquí durante su ordenación sacerdotal en 2012: “Nuestra parroquia viajó en bus a la Jornada de Oración y debido a mi labor pastoral, regresé bastante cansado, sin embargo por la noche, me sentí como transformado estando ya en casa. Al día siguiente lo primero que hice fue tomar el póster de la Señora de todos los Pueblos a la Misa dominical y durante el sermón hice referencia sobre la imagen y el poder de la oración que la Señora de todos los Pueblos nos regala como un 'camino que nos conduce a la paz'.
Pocas veces he presenciado tal interés y tantos rostros alegres entre mis feligreses, quienes más tarde se llevaron cientos de imágenes con la oración. Estoy plenamente convencido que nosotros sacerdotes obtendremos más éxito en la evangelización no solamente utilizando 'hermosas palabras' sino mediante la gracia que proviene del camino mariano que Dios mismo nos señala a través de la Madre de todos los Pueblos. Personalmente, no quiero continuar mi camino sacerdotal sin Ella.”


Les mostraremos todavía un último ejemplo de la manera como la imagen con la oración puede dar buenos frutos:

Hace poco tiempo nuestra hermana Ludmila, de Eslovaquia, iba de camino al doctor en Nitra cuando una mujer le dirigió la palabra: “¿Tendría Ud. un poco de tiempo?” con los ojos llenos de lágrimas continuó: “Sabrá Ud. que hace unos meses recibí una imagen de la 'Virgen María con las ovejas' de otra hermana ‘de blanco’ y constantemente he rezado la oración que está detrás de la imagen, tal como la hermana me lo indicó. En esos momentos tenía muchos problemas y estaba atravesando una crisis muy fuerte. Desde entonces todo ha ido cambiando poco a poco. Pienso que no es pura casualidad que justo en esos momentos hubiera recibido la imagen con la hermosa oración. Hermana, cuando la vi hoy día, simplemente tenía que contárselo, para agradecerle por todas las gracias recibidas de 'la Santísima Virgen con las ovejas'.”

A propósito: Los eslovacos los invitan de nuevo a la 3a. Jornada de Oración el año que viene. ¡Se llevará a cabo el 14 de febrero! Y nos tomamos la libertad de invitarlos a participar en la obra mundial. ¡Gracias por su atención!

 
 
  • Deutsch (DE-CH-AT)
  • Italian - Italy
  • Nederlands - nl-NL
  • Español(Spanish Formal International)
  • French (Fr)
  • English (United Kingdom)