Está prohibido la reproducción de los textos sin indicación de la fuente
   www.de-vrouwe.info 

para las imágenes es necesario el permiso escrito.

Aquí abren la página web oficial de la fundación Vrouwe van alle Volkeren.


Imprimir Email
archivo-acción



Testimonio sobre la acción mundial - 2013



A menudo hemos tenido la experiencia de que en la Acción mundial, María, “La Estrella de la nueva evangelización”, abre los corazones a la fe de un modo incomparable. Ciertamente, muchos de los aquí presentes podrían citar interesantes experiencias personales con la distribución de las imágenes. En este sentido les proponemos compartir algunos momentos, ampliando y “desgranando” recientes “perlas” de la Obra.

Primero que todo, les damos un cariñoso saludo de parte del Santuario de la Señora de todos los Pueblos en Ámsterdam. Aunque la capilla sea poco llamativa, convoca gente de todos los continentes.

Recientemente estaba llena de peregrinos brasileños, a los cuales siguieron vietnamitas, emigrados desde hace tiempo –ver la foto al lado– y otros grupos asiáticos de Indonesia, Corea y Filipinas.

Se distingue netamente en los grupos peregrinos la gran comitiva de italianos y les siguen los provenientes de Hungría y Polonia.


Fue edificante también el encuentro con 70 africanos que llegaron de un peregrinaje desde Bélgica.



Hace tres semanas, el día de la Fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, acogimos con mucha alegría a 40 médicos de Ucrania, genetistas y asistentes de laboratorio pertenecientes a la Iglesia greco-católica. Llegaron a Ámsterdam explícitamente donde la Madre de todos los Pueblos, pues 8 años antes habían recibido su imagen en una Jornada de Oración en Ucrania.

Luego, en Ámsterdam, dichos miembros de la Asociación Católica de médicos de la ciudad de Leópolis (Lviv), profundamente religiosos, escucharon con gran interés la explicación de los mensajes. Algunos de ellos, al escuchar que la vidente Ida Peerdeman vio a la Señora de todos los Pueblos extender las manos sobre Ucrania, como para protegerla, se sintieron conmovidos hasta las lágrimas.


Después de las confesiones, el monje basiliano, P. Victor, celebró la liturgia según el rito greco-católico.

Luego, todos, particularmente una admirable doctora, responsable de un millar de enfermos de Sida y de agonizantes, se llevaron imágenes, afiches y opúsculos de manera abundante.



Para el enfermero de la región de Baviera en Alemania, Martin Plonka, nada es pesado cuando se trata de la Señora de todos los Pueblos. También para la actual Jornada de Oración, con su esposa Edeltraut y sus cinco hijos organizó un peregrinaje con el autobús. Le damos la palabra:

“Desde hace tiempo quería presentar la Obra de la Señora de todos los Pueblos a nuestra Congregación mariana masculina de Cham. P. Liebl, el sacerdote encargado me propuso que lo hiciera en el retiro anual de presidentes.
En este encuentro participó un centenar de responsables de diferentes grupos parroquiales, que tuvieron la posibilidad de obtener imágenes con la oración para que fuese distribuida a los miembros de dichos grupos. ¡Aquel día se llevaron las 5400 imágenes disponibles!

Uno de los presentes nos llamó una semana después, diciéndonos: ‘Considerando la gran importancia de esta Obra, ordeno 300 imágenes más para la Liga de las mujeres católicas de nuestro pueblo’.

Por segunda vez, el 1° de mayo con un stand de exposición, pudimos contribuir a la difusión de los mensajes de ‘la Madre de todos los Pueblos’ en el Santuario ‘María Rosenöd’, meta de numerosos peregrinos.

Durante la Santa Misa el P. Liebl hizo alusión a la Madre de todos los Pueblos y a nuestro stand de información, que como consecuencia, fue muy frecuentado.
Nuestros niños, en manera particular, distribuyeron con gran aplicación alrededor de 1000 imágenes que fueron acogidas con mucho gusto. Aquel día, nuestro pequeño Leopold recibió una vela de ‘la Señora de todos los Pueblos’.
Al siguiente día se la ofreció con orgullo a la maestra del jardín infantil quien la aceptó de buena gana, afirmando que venía bien para el mes de mayo. Leopold aprovechó la ocasión para ofrecerle la imagen a la maestra y a sus compañeros. De hecho, siempre llevamos imágenes en el auto y en la cartera, pues durante mis intervenciones ambulatorias como enfermero, a menudo e inesperadamente se presenta la oportunidad de ofrecerlas como regalo”.





En Nouméa (Port-de-France), capital del territorio francés de Nueva Caledonia (Grupo de islas paradisíacas al este de Australia), el empleado de un banco, Philipp Renaud, presenta regularmente una conferencia con diapositivas sobre la Señora de todos los Pueblos. En la foto lo vemos a la derecha con camisa blanca.

Philipp estuvo hace dos años por primera vez en Ámsterdam. Gracias a sus conferencias, aproximadamente 500 habitantes de la isla han conocido acerca de la Madre de todos los Pueblos. Abastecidos con imágenes, pósters y opúsculos están por lo tanto en grado de dar su contribución a la difusión de la Obra.

Les contamos adicionalmente que para el 2014 nos invitaron de Sudamérica para dar a conocer a la Madre de todos los Pueblos, en la isla de Aruba, a 30 km de Venezuela y en Centroamérica, en Costa Rica, donde sacerdotes y laicos organizan una Jornada de Oración.



Un ejemplo impresionante del efecto imprevisible de una imagen nos viene de Austria.
Sor Marietta nos lo comenta:

“Durante un reciente viaje en tren de Viena a Innsbruck, en la estación de Salzburgo, subieron muchos jóvenes entre los cuales se encontraba una muchacha que se sentó sobre una maleta en el corredor. Le señalé que a mi lado había un puesto libre. Aceptó la invitación y noté entonces que en sus brazos tenía profundos rasguños. Traté de esconder mi inquietud y me dije: ‘Tengo que ser particularmente afectuosa con esta muchacha’.

Cada vez que nuestras miradas se encontraban, yo le sonreía y ella respondía con una sonrisa también. Enseguida me empezó a hablar e hizo algunas confidencias acerca de su dramática vida. Vanessa –este es su nombre– a la cual yo le ponía 17 años, tiene apenas 13. Desde que tenía 6 años vive lejos de su madre, que la había tenido con 16 años pero luego nunca se había ocupado de ella. De hecho estaba yendo precisamente donde su mamá para pasar el fin de semana, como normalmente lo hace dos veces al mes, pero a menudo, precisamente en esos días, su madre no tiene tiempo para ella. De sus comentarios se entendía cómo el pensamiento de no ser amada por su madre e incluso rechazada, la hería profundamente. Mientras observaba su mirada dolorosa, me vino en mente esta intuición: ‘¡La imagen! ¡Es esto lo que se necesita!’ Le pasé una y le pregunté: ‘¿Sabes quién es?’ – ‘No’, respondió. Resultó que no había sido bautizada y que nunca había escuchado algo sobre Jesús, lo que comprendí cuando preguntó: ‘¿Todavía vive?’.
Con la imagen en mano, traté de explicarle: ‘Esta es María, la Madre de Jesús, que es también tu Madre. Te ama tanto que te sigue continuamente. No puede actuar de otra manera. Te ama así como eres y te mira como si fueras la única persona en este mundo’.
Por algunos instantes permaneció como petrificada, tanto, que no sabía si había acogido positivamente cuanto le había dicho. Luego preguntó suavemente: ‘¿De verdad?’ – ‘¡Sí, verdaderamente!’, le respondí. Entonces Vanessa miró por largo rato la imagen y con lágrimas en los ojos dijo: ‘¡Nunca nadie me lo había dicho!’. Este momento fue tan particular que se podía percibir formalmente la gracia. También yo tuve que retener las lágrimas, ya que en aquel instante alguien había descubierto a María como su Madre personal. Vanessa tomó la imagen, tomó consigo a la Madre que había conocido por primera vez. ¡Estoy segura de que María la asistirá con aquel amor materno que Vanessa siempre ha deseado y nunca ha recibido!”.



Lo que el grupo de oración: “Hijos e Hijas de María Madre y Reina” hace en la importante ciudad portuaria de Trieste, situada al noreste de Italia, ¡es verdaderamente excepcional y ejemplar!
Trieste está situada cerca de la frontera con Eslovenia, en una posición que desde hace siglos une diversos pueblos e idiomas.

El año pasado, cuando los miembros del grupo conocieron los mensajes y la oración de la Señora de todos los Pueblos, se entusiasmaron inmediatamente. Algunos de ellos empezaron a visitar numerosas parroquias de Trieste y sus alrededores, pidiendo que se diera a conocer, a través de la difusión de las imágenes, la oración de la Señora de todos los Pueblos.

Sorprendentemente, encontraron por todas partes las puertas abiertas y disposición de acogida. Por lo tanto, ordenaron un número considerable de imágenes para las diferentes parroquias de la ciudad (especialmente las bilingües) y para las zonas circundantes (incluso extra-nacionales). Se han logrado difundir alrededor de diez mil ejemplares (principalmente en italiano, esloveno y lengua croata, pero también en otros diez idiomas) que a su vez se expanden desde este lugar de encuentro de diversas lenguas y culturas.

A partir de esta primavera, la Señora de todos los Pueblos ocupa un lugar particular en el Santuario nacional de Monte Grisa. El templo fue construido en los años sesenta como signo de gratitud, ya que durante la segunda guerra mundial Trieste fue preservada de la destrucción.

En 1959, el Papa Juan XXIII decidió que dicho templo fuera dedicado a María Madre Reina. Años más tarde, el Papa Juan Pablo II al visitar el Santuario, pronunció una oración en la cual daba a entender el espíritu de los nuevos tiempos y la importancia del Templo Mariano de Trieste como símbolo y cruce europeo representativo de manera particular para acoger la imploración a María Santísima por la unidad entre los pueblos de oriente y occidente y entre norte y sur.

Con la autorización del Rector del Santuario, el grupo de “Hijos e Hijas de María Madre y Reina” (ver foto), ha hecho que esta sea una zona de oración en honor a la Señora de todos los Pueblos. Allí todos pueden equiparse de imágenes y material informativo en diferentes idiomas.

Muchos turistas que llegan de peregrinaje y que contemporáneamente gozan desde lo alto de la magnífica vista al mar, hacen uso y difunden a su vez, el material de la Señora de todos los Pueblos, en los diferentes sitios de procedencia.




Hace aproximadamente un año y medio, después de un congreso en Ámsterdam, la doctora polaca Aleksandra Zawadka visitó el centro de la ciudad. En un restaurante, conoció a la holandesa Elisabeth, con la cual habló un poco de todo. A cierto punto, el diálogo se dirigió al tema de la Señora de todos los Pueblos y en seguida, sin dudar, se fueron en tranvía a la capilla. Elisabeth sabía que Aleksandra estaba casada desde hacía siete años y que a pesar de los problemas hormonales desde su juventud deseaba tener un hijo. A la entrada de la capilla le susurró: “¡Invoca a la Señora de todos los Pueblos por un hijo!”.

Más tarde Aleksandra escribe: “Empecé a rezar en seguida íntimamente: ‘María, confío en ti. Te suplico, dame a mí y a mi marido una hija’. Al mismo tiempo miré el rostro de la Señora de todos los Pueblos en la imagen y en aquel instante tuve la certeza interior de haber sido escuchada. Quedé llena de alegría y confianza. Me sentí como una niña”.
Para nosotros, en la capilla, la visita de Aleksandra representaba una oración concedida. De hecho, precisamente ese día le habíamos pedido a la Santísima Virgen que nos mandara a alguien para la corrección final del texto informativo en polaco de la imagen con la oración de quatro páginas. En efecto, ¡Aleksandra estuvo en seguida dispuesta!

Cuando regresó a su patria, para nada parecía que la Madre de todos los Pueblos hubiera escuchado su deseo, su médico constató problemas en los órganos genitales. Aleksandra tuvo que tomar medicamentos y se sintió tan mal que por algunas semanas se quedó en casa y luego se fue donde sus padres tratando de recuperarse. Al ver que su estado de salud no mejoraba, pensó: “¿No será que estoy embarazada?” y efectivamente, ¡El examen lo confirmó! Llamó en seguida a su esposo: “¡Tesoro, estamos esperando un bebé!”.

Luego, nos escribió a Ámsterdam lo siguiente: “Sabía que fue Ella, la Señora de todos los Pueblos. ¡Acogió mi oración e intercedió por mí ante Dios por un hijo!”. Posteriormente el embarazo se desarrolló sin problemas y hace exactamente un año llegó al mundo la hijita, Suzanna. Aleksandra nos hizo llegar este mensaje: “María, ella te pertenece. ¡Haré todo lo posible para que ella aprenda a conocerte y a amarte!”.




Georg Hunstig, profesor de latín y religión en un colegio católico femenino en Neuss (Alemania), conoce a la Madre de todos los Pueblos desde la primera Jornada Internacional de Oración del año 1997 en Ámsterdam. Le damos la palabra.

“A mediados de junio del 2013, nos fuimos de peregrinaje con la parroquia de Colonia y Düsseldorf a Ámsterdam y obtuve imágenes. Siempre las tengo disponibles al menos en diez idiomas.

Mi intención, durante las siguientes lecciones, era únicamente la de darle a dos muchachas croatas la imagen de la Madre de todos los Pueblos con la oración en su idioma para sus familiares. Eso no se les escapó a las demás alumnas, ya que frecuentemente comenzaba la lección de la mañana con esta oración en alemán. En seguida algunas levantaron la mano: ‘¡Mi abuela de Polonia está actualmente visitándonos! – ‘También mi mamá es de Polonia’. La abuela de otra alumna era española. Otras manos se levantaron una después de otra y en aproximadamente 25 minutos se distribuyeron 75 imágenes en 8 idiomas.

Así se dio inicio a la costumbre de rezar juntos la oración. ¡Me sorprendí de cómo la Santísima Virgen haya podido alcanzar tantas naciones en tan poco tiempo! Dio gusto también el hecho que las mismas alumnas difundan la imagen y recen la oración en familia.

También les di la imagen a otras alumnas – de nueve cursos, hasta aquellos de secundaria- de tal modo que pudimos empezar la lección con la oración. Varias pegaron la imagen en su clasificador; una de ellas me dijo: ‘Mire, pegué el texto al lado de la imagen, de modo que se puedan ver ambas cosas al mismo tiempo’.
En este nuevo año escolar que apenas empieza, espero dar a conocer la Señora de todos los Pueblos a los nuevos cursos. Esta oración tiene el privilegio de ser ‘soportable y aceptable’ incluso por quien es crítico en contraste con la Iglesia o está distanciado de la Ssma. Virgen. De hecho, rezamos por la paz, deseada por todos. Por eso estoy convencido, de que la imagen y la oración pueden hacer mella en los corazones.
Lo que en conclusión me importa recomendar, es que juntos le pidamos a la Madre de todos los Pueblos que nos de buenos maestros de religión”.


En Perú, Paola Melo, odontóloga con 29 años de edad, ocupa mucho tiempo y energías en la Acción mundial.


En compañía de asistentes espirituales lleva la imagen a cárceles, hospitales y capillas. También a grupos de oración y escuelas, incluso a Brasil.
En total ha distribuido miles de imágenes. Nos escribe:

“Durante la última visita a una cárcel, donde hay 400 reclusos, 100 asistieron a la Santa Misa. Es muy impactante ver personas que viven hacinadas, de muchos lugares; pero también vi el amor a Dios, la conversión, las ganas de volver a empezar de muchos de ellos. Cuando se distribuyó la imagen, todos querían una, incluso los no creyentes. Uno de ellos me dijo: ‘Yo no creo, pero dame una porque la necesito en mi vida’.
Al concluir, todos rezaron la oración de la Señora de todos los Pueblos. El sacerdote les dijo: ‘Así como María es Madre de Jesús y lo ama, del mismo modo es nuestra Madre y nos ama, también viéndonos pecadores’ … antes de la bendición final, se pusieron en fila y se acercaron a la gran imagen de la Señora de todos los Pueblos. Muchos la besaron con devoción”.

Las numerosas visitas de Paola en los hospitales con una gran imagen de la Madre de todos los Pueblos, de habitación en habitación, nunca son efímeras. En su tiempo libre, por días y semanas, visita a los enfermos y reza la oración con ellos hasta cuando se mejoran.

Este niño de tres años, se cayó de un tercer piso. Fue transportado al hospital sin sentido y en peligro de muerte.
Su padre, analfabeto, a través de Paola, aprendió de memoria la oración de la Señora de todos los Pueblos. La rezó cada día con el hijo a la cabecera de su cama y para gran sorpresa de los médicos, ¡la sanación se realizó rápidamente!


Aconsejada por el sacerdote y llevando el cuadro peregrino de la Señora de todos los Pueblos, Paola visitó a Isidora, mujer pobre y enferma de tuberculosis.
A pesar de los fuertes dolores, Isidora rezó con gusto la oración y prometió incluso casarse por la Iglesia al estar mejor de salud. Después de una semana se sintió mejor, al punto que efectivamente se celebró el matrimonio.
Para el vestido y el almuerzo nupcial ayudaron bienhechores. Mientras tanto, Isidora se sanó y su marido Jorge encontró un trabajo fijo.

El siguiente ejemplo es de una familia que le armó un altar a la Virgencita, aunque ahí llegó difícilmente porque el esposo de la pareja no lo quería. Él estaba muy alejado de Dios, le dijo a su esposa que no quería nada de eso. Cuando Paola llegó, él salió enojado y ella le dijo: “Tome por favor”.
Él tomó el cuadro y lo puso en ese altarcito. El hombre no se movía, se quedó mirando la imagen como si estuviera inmóvil y dijo: “¡Perdóname!”, después de eso, nos escribe Paola:
“Se sentó y se quedó ahí. Cuando empezamos con el rosario -ellos jamás lo habían hecho y les enseñamos- él rezó con nosotros. Yo iba casi cada día y él siempre estaba ahí. ¡Ahora es un fiel seguidor de la Madre de todos los Pueblos!”

En junio, Paola nos escribió que la Señora de todos los Pueblos y la Acción mundial habían cambiado su vida de tal manera, que estaba pensando dedicarse a Dios entrando a una comunidad. Por nuestra parte, le aseguramos la oración.



El siguiente ejemplo nos lleva a Portugal, donde el P. Vitor Espadilha, que desde hace mucho tiempo conoce a la Señora de todos los Pueblos.


Hace más de un año, organizó que circularan dos grandes cuadros entre las familias de su parroquia de Aveiro, pintoresca ciudad entre Coímbra y Porto. De esta manera, el año pasado la Señora de todos los Pueblos estuvo visitando 52 familias y en enero de este año se anotaron ya ¡otras 104!

El “Cuadro peregrino” se queda siempre por una semana en cada familia. Luego es llevado a la Santa Misa dominical para confiárselo a otra familia que recibe una bendición particular del P. Vitor. Por consiguiente, siempre en la Iglesia, todos los fieles rezan la oración de Ámsterdam.
¿No podría ser esta una propuesta para hacer en la propia parroquia?





Hoy mismo, en Abidjan (Costa de Marfil), se está realizando una Jornada de Oración en honor a la Señora de todos los Pueblos. Otras jornadas se hicieron ya análogamente este año en los Países Bajos, en Eslovaquia, Uruguay, Argentina, Rumania, Filipinas e incluso en Tailandia. Allí, Hans Jakob Stahl, de origen alemán, y Raphael, tailandés, trabajan con mucho empeño por la difusión de la imagen y la oración.


La jornada del 1º de junio del 2013 en la capital, Bangkok, fue frecuentada por 400 creyentes de diferentes naciones.

Después de la Santa Misa solemne, todos tuvieron la posibilidad de presentar personalmente su petición a los pies de la imagen de la Madre de todos los Pueblos, adornada detalladamente con orquídeas amarillas.








Nos complace dar a conocer el inmenso empeño del misionero monfortino holandés, el Padre de Waard, que desarrolla su actividad desde hace 45 años en Brasil y como le vemos en la foto, corona la imagen.


Muy devoto de la ‘Vrouwe van alle Volkeren’, en los últimos nueve años, ha realizado la construcción de una Iglesia en Atibaia en Su honor. El 22 de septiembre será consagrada por el Obispo de la zona.
Querido Padre de Waard, ¡sinceramente le agradecemos por su trabajo y ejemplo!


Pensémoslo bien. En el fondo, cada uno de nosotros debería empezar el día con el siguiente propósito: “Hoy me llevo imágenes y deseo tratar de distribuir algunas”.
Aunque sea breve, el siguiente video-clip grabado en la isla de Malta, nos demuestra que durante las vacaciones existe la posibilidad de familiarizar tanto a nacionales como turistas con la Madre de todos los Pueblos.

¡Gracias por su atención!

 
 
  • Deutsch (DE-CH-AT)
  • Italian - Italy
  • Nederlands - nl-NL
  • Español(Spanish Formal International)
  • French (Fr)
  • English (United Kingdom)