Está prohibido la reproducción de los textos sin indicación de la fuente
   www.de-vrouwe.info 

para las imágenes es necesario el permiso escrito.

Aquí abren la página web oficial de la fundación Vrouwe van alle Volkeren.


Imprimir Email
archivo-acción



Contribución de
la capilla de la Señora de todos los Pueblos
Testimonio de tres hermanas - 2005

Noticias de todo el mundo sobre “la Señora de todos los Pueblos”

Queridos amigos de cerca y de lejos, ahora quisieramos dar una pequeña vuelta por el mundo y visitar algunos lugares y países para hacerles partícipes de algunas iniciativas mundiales para la Señora de todos los Pueblos.

Filipinas - el poder de la oración
Como ya saben, la devoción a la Señora de todos los Pueblos está particularmente extendida en Filipinas. La actual presidente Gloria Arroyo ha encomendado oficialmente este país de más de 7000 islas a la protección y al patrocinio de la Señora de todos los Pueblos desde que fue nombrada el 30 de junio de 2004.
Quisiera leerles un mensaje por correo electrónico que nos ha enviado una pareja de Manila:
“Nuestro país ha sufrido mucho a causa de varias tempestades que lo han flagelado en la última semana de noviembre. Muchos han muerto a causa de los desprendimientos de tierras y las inundaciones, incluso un sacerdote que trataba de salvar a una persona que se ahogaba, siendo arrastrado por la corriente.
Al principio de diciembre, después de esas tremendas tempestades, vino otra mucho más grande, que amenazaba a todo el país. Cuando se supo esta noticia empezó una campaña de oración por medio de SMS en toda la nación y se rezaba en todas partes.
La oración de la Señora de todos los Pueblos fue trasmitida a menudo en la televisión nacional, mientras rezábamos y nos preparábamos a soportar una calamidad como nunca había sucedido. Hasta la CNN comentó que lo que había ocurrido era realmente extraordinario. El violentísimo tifón que se dirigía hacia las Filipinas cambió su trayectoria y se alejó.”

El segundo país que ahora visitamos en Asia es Camboya. Pieter van der Veen y Chiel van Soelen, dos amigos de Amsterdam que han puesto su capacidad de traductores profesionales a completa disposición de la Señora de todos los Pueblos, han ido a Camboya a primeros de enero.
Ya desde el comienzo de su permanencia fue evidente que la Señora de todos los Pueblos deseaba ser venerada en este país tan herido, porque los contactos se crearon como por encanto. Así fue posible traducir la oración en Khmer, el Obispo de Phnom Penh dio el Imprimatur y poco después se imprimieron 30.000 estampas y 3000 pósters. En la imprenta trabajaba un padre salesiano filipino que ya conocía a la Señora de todos los Pueblos. Estaba muy contento del encargo y prometió difundir las imágenes en las tres diócesis de Camboya. De hecho, la primera devoción mariana es a la Señora de todos los Pueblos.

Hagamos ahora una paqueña pausa en Israel.
En el verano del 2004, fray Leo, franciscano, estaba sentado en la iglesita del “Dominus flevit”, en Jerusalén. Un jóven hebreo se le acercó y le dijo: “Hermano, he tenido un sueño. Una señora me ha dicho: “Házte cristiano, porque Cristo te ama”. El jóven continuó: “Al derpertar he sentido una profunda paz en el corazón que disipaba toda agitación. Hermano, Usted es el primero a quien se lo cuento, y me siento en una paz profunda”. Fray Leo y el jóven entablaron una larga conversación, en la cual el fraile franciscano le dijo: “Ahora estás en la paz, ¿pero puedo darte también una oración por la paz?” Le habló de la Señora de todos los Pueblos y sacó del bolsillo una estampita. Entonces el israeliano se conmovió profundamente y dijo, indicando la imagen: “Esta es la mujer que me decía que debía de hacerme cristiano porque Cristo me ama. Es ella, lleva también el mismo vestido”.

Nuestro próximo viaje nos lleva a Ucrania.
El año pasado se hicieron dos Jornadas de oración de la Señora de todos los Pueblos en Lvov. Miles de ucranianos, la mayor parte greco-ortodoxos, tomaron parte. Con gran reverencia acogieron la imagen. Casi todos los que la recibieron enseguida la besaron.
Las elecciones en Ucrania el pasado noviembre tuvieron en aprensión al mondo entero. Los resultados del 21 de noviembre de 2004 habían sido alterados. Los ucranianos pensaban: si no nos levantamos ahora contra la mentira y la injusticia, perderemos nuestra libertad. En el centro de Kiev se reunieron más de un millón de ucranianos que querían luchar por la paz sin violencia. Ni el frío ni la nieve los detuvieron. Muchos rezaban. Incluso en la tribuna en la plaza de la Indipendencia se rezaba. Unas veces eran los ortodoxos, otras los católicos, los protestantes o los hebreos.
Olga Witruk, con su esposo y sus hijos, se pusieron a distribuir las estampitas durante esa manifestación. En la foto vemos con qué alegría la gente aceptaba las imágenes, porque en esa situación de gran peligro todos se daban cuenta de la necesidad de la protección y ayuda de la Madre de Dios. También el actual presidente, Víctor, recibió una estampa.
Este sello postal fue emitido en recuerdo de la rivolución pacífica, de la cual los mismos políticos e incluso el presidente decían que sólo con la ayuda de Dios podía ser evitado el derramamiento de sangre. ¿Ven la imagen de la Señora de todos los Pueblos en el sello?

Ahora pasamos a Africa. Para eso tenemos entre una guía que conoce los lugares.
Sor Jacinta Daehler es una religiosa de Suiza. Desde hace más de 30 años trabaja en Tanzania. En los últimos siete años se ha dedicado totalmente a la Señora de todos los Pueblos. Le dejamos la palabra a ella misma.

Testimonio de Sor Jacinta Daehler:

En 1997, durante una peregrinación, me dieron una imagen de la Señora de todos los Pueblos. A mi regreso en Tanzania he profundizado los mensajes de Amsterdam y apreciado cada vez más su importancia. El Obispo de Mahenge me encargó que difundiera la devoción a la Señora en Tanzania. En el año 2000 también la conferencia episcopal me animó a que lo hiciera. Con la ayuda de sacerdotes, monjas y seglares el año pasado pudimos distribuir más de 70.000 estampitas en kiswahili. También pudimos imprimir localmente varios folletos y libritos con los mensajes. Dado que desde hacía años trabajaba en un centro espiritual en Dar es Salaam, tuve la posibilidad de dar conferencias sobre la Señora de todos los Pueblos a tantos sacerdotes, religiosos y catequistas de Tanzania. En el año 2002 he podido informar incluso a 110 obispos de toda el Africa oriental sobre la Señora de todos los Pueblos. En sus mensajes la Señora pide que nos dediquemos a esta acción mundial con la máxima entrega y promete: “¡Yo os ayudaré!”. Puedo testimoniar que María efectivamente ha ayudado.

De Africa ahora volamos a América del Sur.
Hace ya más de 50 años que en Brasil se ha divulgado la imagen de la Señora de todos los Pueblos Arnaldo Camargo Fo nos ha escrito desde Sað Paulo que la petición de imágenes es tan grande que, aunque había impreso 50.000 en diciembre, tenía que imprimir otras 100.000 a mediados de abril, de las cuales la mitad ya había sido distribuida.
Después de la aprobación eclesiástica de las apariciones de Amsterdam en mayo de 2002, el Obispo brasileño Mons. Bruno Gamberini manifestó su deseo de tener pronto una en su diócesis una iglesia dedicada a la Madre de todos los Pueblos.
En septiembre de 2003, en Attibaia, a unos 60 kilómetros de Sað Paulo, empezaron los trabajos y el 31 de mayo de 2004 Mons. Dom Bruno ha colocado la primera piedra. La construcción prosigue lentamente por motivos de financiación. Los donativos de Europa han ayudado mucho, pero también la población local contribuye por su parte. Por ejemplo, el 27 de mayo de 2005 se ha tenido por segunda vez un concierto de los “Anjos do Resgate”, los “Angeles del Rescate”, para financiar la nueva iglesia.

También en Colombia la gente que ama a la Madre de todos los Pueblos aumenta continuamente. Aquí vemos una procesión con la imagen de la Señora de todos los Pueblos, de Bogotá a Ibagué. Tomaron parte personas de todas las edades, ancianos y niños pequeños, también algunos maestros con sus alumnos.
Sí, la devoción a la Madre de todos los Pueblos se extiende cada vez más en Sud América. En Perú por ejemplo estos días están imprimiendo un millón de imágenes.

Pero ahora volvamos a Holanda, porque también aquí hay noticias que referir. Ante todo vamos a ver la así llamada acción en la calle, en el centro de Amsterdam.

Fragmento del film sobre la acción en la calle - Conversación :

– ¿Quiere una imagen de María Madre? ¿Qué lengua habla?
– Hebraico.
– ¿La quiere en hebraico?
– ¿La tiene en hebraico?
– Voy a ver.
....
– Ah, ésto es hebraico.
– Sí, OK, pero me tengo también esa en inglés. Gracias.
– Que Dios la bendiga.

... Aquí estamos otra vez hoy. El grupo que viene regularmente a la capilla de la Señora de todos los Pueblos se reúne una vez al mes. Después vamos al centro de Amsterdam para cumplir el deseo de la Madre de Dios y distribuir imágenes a todos sus hijos. Las llevamos en los idiomas más diferentes, porque aquí encontramos personas de todo el mundo, eslavos, españoles, italianos, americanos, ingleses.
Es conmovedor ver cómo se alegran los que reciben la imagen cuando les decimos que María es la madre de todos los pueblos, de todas las gentes, y que su oración es también una oración por la paz en el mundo.

Simone Faber
- ánimo a la acción en la calle

Queridos oyentes, hijos fieles de la Madre de Dios:
Junto a los que aquí están conmigo quiero animarles y decirles que no tengan miedo de lanzar la red también al otro lado. Con ésto queremos decir: no tengan miedo de distribuir el evangelio de Nuestro Señor de una forma nueva para ustedes, por ejemplo por la calle. Aunque haya siempre quienes no lo acepten, hay otros que tienen sed de oir el mensaje gozoso de Dios. La distribución de las estampas es además un modo fantástico de ofrecer a cada tipo de carácter la posibilidad de responder al deseo de la Señora de todos los Pueblos. La Stma. Virgen nos pide que las repartamos entre la gente. ¡Pero qué hermoso es cuando la gente te pregunta acerca de la esperanza que te mueve. Entonces podemos dar testimonio. ¡Qué gracia!
¡No tengan miedo! No hagan caso de esa voz que les dice dice: “Vive como los demás y estarás ya suficientemente loco”, o bien que no hay que hacerse el santo o incluso obligar a los demás a la fe. No hagan caso a esa voz, porque es la del contestatario, del demonio.
Dios les enseñará lo que es normal y lo que no lo es, porque somos hombres entre hombres. Nos enseñará a ser humildes y que todos somos libres de aceptar o de rehusar.
Aunque aquí nos vean que somos veinte personas, hay muchos más participantes que piden por quienes encontramos por la calle. Cada acción está sostenida por la oración.
Comenzamos con la Santa Misa. Mientras estamos fuera, otros están en oración y también nosotros terminamos con una oración en la capilla. Es de verdad una acción de toda la comunidad, no sólo nuestra. Gracias.

Escuchemos ahora el testimonio de un jóven que ha aceptado la imagen sólo por educación. No durante la acción en la calle, sino en una reunión de jóvenes. Pero dejemos que él nos lo cuente:

Testimonio de Sander:
“Mi fe es menos superficial desde que rezo el rosario”

Desde hace unos meses visito regularmente la Capilla de la Señora de todos los Pueblos. Voy a decirles por qué.
Hasta hace un año era yo muy reservado respecto a la Stma. Virgen. Pensaba: “¿Por qué hay que ir a María, si ya está Jesús?” No veía la necesidad. Si rezaba, lo hacía sólo a Jesús. También he de confesar que estos últimos años la oración no era muy fervorosa, porque casi nunca he tenido la calma para rezar de forma ordenada.
En octubre del año pasado tuve un cambio. Durante un ritiro espiritual conocí a una chica que me habló de su relación profunda con la Stma. Virgen. Expresé mis propias reflexiones. Al final de la conversación me dio una estampa con una oración y la imagen de una mujer sobre el globo. También sobre ésto hice mis propias reflexiones; pero para no ser maleducado la acepté.
A mi regreso a casa, tomé esta imagen, comprendiendo que estaba ante una decisión:
podía tirarla a la papelera, dejarla en cualquier sitio o tratar de aceptarla en espera de que pasara algo. Con mi sorpresa me decidí a hacer ésto último.
Pocos minutos después me puse a rezar el Rosario con gran serenidad, y al final recé la oración de la Señora de todos los Pueblos. Estaba sintiendo realmente un gran deseo de rezar, pero ya después del primer misterio me dije: “Sander, ¿pero qué estás haciendo?” Había terminado apenas de decir las diez Avemarías, y ya sentía ese rechazo. Sin embargo continué y así he podido ver un milagro tras otro. Sentía que el contacto con la Stma. Virgen se iba haciendo cada vez más íntimo. Toda la agitación y el cansancio iban siendo superados y por último desaparecían. Finalmente experimenté una profunda paz en mi corazón, y no sé decir cuántas veces le he dado las gracias a la Virgen.
Desde entonces rezo regularmente el Rosario y he descubierto que el Rosario es para mí la oración ideal, para pedir por los demás y por mí mismo. Mi fe es menos superficial. Este es el motivo por el que voy siempre a la Capilla de la Señora de todos los Pueblos.

Queridos peregrinos,
al final de este pequeño viaje alrededor del mundo, quisiera animarles a que sometan sus problemas a la Señora de todos los Pueblos con gran confianza, sus problemas personales como los de la Iglesia y los de todo el mundo.
El año pasado, por ejemplo, vino un profesor de enseñanza media de Sonthofen (Alemania) a la Jornada de oración. Le habían dicho que que pidiera especialmente por un señor que desde jóven había tenido graves problemas psiquiátricos. Inmediatamente después de la Jornada de oración hubo una mejoría y el médico que lo cuidaba desde hacía diez años dijo: “Thomas empieza a vivir ahora, ha cambiado un doscientos por ciento”.

 
 
  • Deutsch (DE-CH-AT)
  • Italian - Italy
  • Nederlands - nl-NL
  • Español(Spanish Formal International)
  • French (Fr)
  • English (United Kingdom)