Está prohibido la reproducción de los textos sin indicación de la fuente
   www.de-vrouwe.info 

para las imágenes es necesario el permiso escrito.

Aquí abren la página web oficial de la fundación Vrouwe van alle Volkeren.


Imprimir Email

iDA PEERDEMAN — LA VIDENTE DE AMSTERDAM

Biografía de P. Paul Maria Sigl, 2005


ida1-2

Ida a los dos años de edad

SU INFANCIA Y JUVENTUD

Ida Peerdeman, la menor de cinco hijos, nació el 13 de agosto de 1905 en Alkmaar, Holanda. Se cuenta una anécdota graciosa de su nacimiento. Ese mismo día era el cumpleaños de Gesina, su hermana mayor. Hacía mucho que quería una muñeca nueva; entonces su padre la llevó al dormitorio donde estaba su madre con la recién nacida. Gesina comprendió lo que quería decirle y enfadada se puso a patalear gritando: “¡Yo no quiero una muñeca así! ¡Yo quiero una muñeca de verdad!”.

ida1-1

Iglesia de San José, de Alkmaar,
donde Ida fue bautizada

Fue bautizada en la parroquia de San José con el nombre de Isje Johanna, pero siempre la llamaron Ida.

Poco antes que empezara la Primera Guerra Mundial, la familia Peerdeman se trasladó a Amsterdam. Ida tenía sólo ocho años cuando su madre, a los treinta y cinco, al dar a luz a su último hijo, murió junto con el niño. Ante esta tragedia que afectó a toda la familia, la hermana mayor, Gesina, tuvo que renunciar a su deseo de ser enfermera.
Con sólo dieciséis años se esfuerza por ser una buena madre para sus tres hermanas y su hermano Piet, manteniendo unida a la familia, y además porque el padre, comerciante de tejidos, a menudo tiene que viajar por Holanda.
De ese modo a todos les gusta la vida de familia. A Ida sobre todo le gusta estar con su hermano Piet, que la comprende, que discute con ella y la consuela cuando está triste. Siendo la familia católica, van a Misa los domingos y rezan antes de comer, pero eso es todo.
De niña, Ida se confesaba cada fin de semana en la iglesia de los Dominicos con el Padre Frehe, que más adelante será su director espiritual.

Así pasaron algunos años, hasta el 13 de octubre de 1917.
Aquella inolvidable tarde de sábado del mes del Rosario, el día del milagro del sol en Fátima, algo extraordinario le pasó al volver a casa, después de confesarse.

 
 
  • Deutsch (DE-CH-AT)
  • Italian - Italy
  • Nederlands - nl-NL
  • Español(Spanish Formal International)
  • French (Fr)
  • English (United Kingdom)